Machupichu Full Day

Un viaje de un día a Machu Picchu a bordo del tren más lujoso, el Belmond Hiram Bingham, es una experiencia inolvidable que combina comodidad, elegancia y una inmersión profunda en la maravilla histórica y natural de esta antigua ciudad inca. Este recorrido de lujo comienza en la estación de tren de Poroy, cerca de Cusco, y ofrece un servicio excepcional desde el momento en que los pasajeros suben a bordo.

El tren Belmond Hiram Bingham está diseñado para evocar la elegancia de los trenes Pullman de la década de 1920, con vagones decorados con maderas pulidas y latón reluciente. A bordo, los pasajeros son recibidos con una copa de champagne y un desayuno gourmet que incluye una selección de platos peruanos e internacionales, preparados con ingredientes frescos y locales. El servicio es impecable, con un equipo atento a cada necesidad de los viajeros.

El trayecto hacia Machu Picchu dura aproximadamente tres horas y media, y durante el viaje, los pasajeros pueden disfrutar de vistas espectaculares de los Andes peruanos desde los amplios ventanales del tren. Los ríos serpenteantes, los valles profundos y las montañas nevadas crean un paisaje de ensueño que se puede admirar desde la comodidad del vagón observatorio, mientras se disfruta de música en vivo que realza la experiencia.

Al llegar a la estación de Aguas Calientes, los pasajeros son transportados en un cómodo autobús hasta la entrada de Machu Picchu. Una vez en el sitio, un guía experto lidera un recorrido privado por la ciudadela, proporcionando una visión profunda de la historia, la arquitectura y la cultura inca. Los visitantes exploran las terrazas agrícolas, los templos sagrados, las plazas y las residencias reales, descubriendo los secretos de esta enigmática ciudad que ha fascinado al mundo entero.

Después de la visita guiada, los pasajeros tienen tiempo libre para explorar Machu Picchu a su propio ritmo, permitiendo una conexión personal con este lugar místico. Se puede subir a la cumbre del Huayna Picchu para obtener una vista panorámica inigualable de la ciudadela y el entorno montañoso, o simplemente relajarse y meditar en uno de los muchos rincones tranquilos de Machu Picchu.

El regreso a bordo del tren Hiram Bingham es igualmente lujoso. Los pasajeros son recibidos con un delicioso almuerzo gourmet, seguido de una selección de postres exquisitos. Durante el viaje de regreso, se puede disfrutar de una degustación de vinos y cócteles, acompañada de música en vivo, creando una atmósfera festiva y relajada.

Este viaje de un día a Machu Picchu a bordo del tren Belmond Hiram Bingham es una experiencia que combina aventura, historia y lujo. Es una oportunidad única para descubrir una de las maravillas del mundo en un entorno de comodidad y elegancia, haciendo que cada momento sea memorable. Desde el servicio de primera clase hasta las vistas impresionantes y la rica historia de Machu Picchu, este viaje promete ser una experiencia transformadora que quedará grabada en la memoria de todos los que tienen la fortuna de vivirla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *